Artículo escrito por Enrica Castellar, farmacéutica y naturópata


Porque se habla de alimentación saludable

"Vivimos en una sociedad que ha perdido todo contacto con la propia noción de alimentación y que sólo considera la acción de alimentarse como un acto destinado a portar energía al organismo
sin tener en cuenta su impacto sobre la salud".
Béliveau y Gingras

La vida frenética, la pereza para cocinar, los deseos de la comida, la innovación, la moda, el estrés... permitieron que nuestra dieta no sólo cambiara, sino que fuera "guiada" por el mercado y por aquellos empresarios que prefieren el dinero a la calidad.

Y sin darnos cuenta, muchos de los alimentos actualmente en el mercado se presentan como refinados, envasados, congelados, procesados, ricos en sustancias no naturales (conservantes, colorantes, pesticidas, edulcorantes, ceras, grasas saturadas e hidrogenadas...) y pobres en sustancias de buena calidad (fibras, proteínas, vitaminas, minerales, antioxidantes...).

Consejos para una alimentación saludable

Todo esto se está transformando un verdadero problema, sobre todo en tema de salud y protección del ambiente. Pero, a pesar de eso, ¡tú puede elegir qué comer y optar por una alimentación saludable!

Empieza por estos simples consejos...

  1. HAZ LA COMPRA CON TRANQUILIDAD, prestando mucha atención a las etiquetas y, si es posible, elige para tu compra un supermercado biológico o, por lo menos, tiendas locales de confianza (panadería, carnicería,...), busca siempre la calidad y huye de los productos muy baratos y sospechosos.
  2. ELIGE MATERIAS GRASAS DE ORIGEN VEGETAL: busca ácidos grasos esenciales consumiendo semillas oleaginosas de origen biológico (nueces, almendras, sésamo, lino, etc.). algas, pescado azul pequeño, aceites de girasol, colza, nuez, etc. de primera presión en frío.
  3. COCINA AL VAPOR O A TRAVÉS DE COCCIONES RÁPIDAS, el exceso de calor puede estropear el valor nutricional de tus alimentos.
  4. CONSUMA FRUTAS Y VERDURAS FRESCAS y, si es posible, local, de temporada y de origen biológico. Comer diariamente verdura cruda, un plato de verdura cocinada y 1 pieza de fruta fuera de las comidas.
  5. CONSUMA PREFERENTEMENTE CEREALES INTEGRALES, pero buscando la calidad y leyendo bien las etiquetas (muchos productos son mezclas de harinas refinadas con salvados). Reducir la cantidad de cereales integrales en caso di diarrea o irritación de las mucosas intestinales.
  6. REDUCE EL CONSUMO DE PRODUCTOS LÁCTEOS DE ORIGEN BOVINO (leche, yogur, quesos, nata...); preferir bebidas vegetales o los productos de cabra, oveja o burra.
  7. LIMITA EL CONSUMO DE CARNE ROJA, CHARCUTERÍA Y DE DULCES, ya que a la larga "agotan" el organismo.
  8. MASTICA LENTAMENTE Y COME CON TRANQUILIDAD, sin distracciones como móvil, televisión,... es un buen momento para socializar.
  9. BEBE DE 1 A 2 L AL DÍA, entre agua mineral, infusiones, té, sopas, zumos sin azúcar añadido.
  10. BUSCA TU EQUILIBRIO EN LA ALIMENTACIÓN, respectándote a ti mismo, experimentando nuevos sabores y escuchando lo que tu cuerpo realmente necesita.

Enrica Castellar
Naturópata

Farmacéutica y Naturópata, especializada en Nutrición celular activa

Creadora de la página Vidamassana.net

722378700 / enricacastellar@gmail.com

Te atenderá en el Herbolario Vidamassana 
en Calle Germans Villalonga, nº 1, VALENCIA

LEE SU ENTREVISTA AQUÍ

Página webLinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code