Juan Pitarch Mas
Nutrición celular activa

Naturópata, experto en Nutrición celular activa y con grado medio en Nutrición.
Servicio de Reeducación, Nutrición, Dietas y Terapias adaptadas a los requerimientos del cliente, inclusive patologías (tiroides, ansiedad, depresión…) y rendimiento deportivo.

Actualmente trabaja en una Herboristería en Valencia y pasa consultas por privado.

¿Quieres conocer más sobre él? Tienes más detalles aquí.

Teléfono: 692100433

Juan Pitarch Mas,  Naturópata en Valencia, nos habla de la alimentación evolutiva con sus principios, beneficios y cambios de hábitos.

Bienvenido Juan, como profesional de Salud Natural, ¿qué mensaje te gustaría transmitir a nuestros lectores?

El mensaje principal que me gustaría transmitir es que el lector, inclusive con esta entrevista, lo primero que debe de hacer es cuestionarse todo, siempre alejado de cualquier tipo de dogma, dietas o terapias cerradas; eso se consigue con herramientas de peso, que son: aplicar la lógica (evolutiva en este caso, más adelante lo explicaremos) y conocer lo que nos dicen los estudios más avanzados y actuales (estudios reales) y si no son financiados por cualquier empresa mejor. Estos conocimientos nos servirán como la herramienta más importante para gozar de una buena salud o, al menos, para saber cómo se alcanza.

Háblanos por favor de la Alimentación Evolutiva… ¿cuáles son sus principios?

Los principios de la alimentación evolutiva, lógicamente, se basan en nuestra evolución como especie; para ayudarnos a comprenderlos es tan sencillo como realizarnos a nosotros mismos unas simples cuestiones: ¿Qué esperan nuestras células? ¿Para qué están preparadas? ¿Qué es lo que nuestros antepasados han estado haciendo durante casi el 99% de nuestra existencia? 
Con todas estas preguntas y, echando la vista atrás, imaginándonos cómo vivían, se comportaban, que hábitos alimenticios y cotidianos tenían nuestros ancestros, podremos encontrar bastantes respuestas. También, como hemos visto antes, además de la lógica, tenemos a nuestra disposición muchos estudios muy interesantes, pero ojo, estudios que impliquen causalidad y no correlación. No confundamos los principios de un estilo de hábitos en general (adaptados) a nivel evolutivo, con dietas paleo, crudas, macrobiótica, etc... Reitero que, los principios están basados en hacer lo que nuestros genes y células esperan (también nuestro pobre intestino), con la ayuda de la ciencia y estudios más actuales y sin sesgos, ni subvenciones, ni participaciones sospechosas.

¿Qué cambios de hábitos sugiere la Alimentación evolutiva?

La alimentación evolutiva sugiere que nos enfoquemos en un marco ancestral (con excepciones lógicas). Es muy simple, tratemos de hacer y comer lo más parecido a como comían y tener los hábitos que tenían nuestros ancestros, para ello, transportémonos uno o dos millones de años atrás en el tiempo (todos hemos visto alguna peli o documental, no nos resultará tan difícil): las personas estaban acostumbradas a ser activas, a no estar todo el día sentados en la oficina o en el sofá, ni siquiera en el gimnasio (no, no se tumbaban en un tronco a levantar piedras, sentados tampoco)... ellos salían de buena mañana, si la climatología lo permitía, a buscar presas, recolectar, incluso buscar agua… para ello tenían que recorrer largas distancias cada día, incluso para averiguar que había detrás de aquella colina situada a 10 km. Andaban, esprintaban, trepaban, reptaban, empujaban...y la mayoría de veces, esto lo hacían con el estómago vacío; recordemos que la nevera, despensa y supermercado es un invento de hace poco tiempo y, además de todo eso, comían comida real, no exitían los precocinados, las pastas y tampoco los cereales (sí, has leído bien, la agricultura surgió hace unos 10.000 años aprox., o sea que llevamos comiendo cereales un 0'1 % de nuestra estancia en este maravilloso planeta); los poblados subsistían mayoritariamente con presas (carne y pescado, dependiendo de la situación geográfica), huevos, frutos, tubérculos, verduras, bayas y poco más. Tampoco había sección de carnicería, con lo cual se comían el animal entero (sí, con los órganos), sé que no es agradable pero, se ha visto que la densidad nutricional de un órgano es mucho mayor que la de los músculos, ¡ellos no separaban!
Además, no estaban sometidos a un continuo estrés como tenemos ahora: llevar a los niños al colegio, horarios que cumplir, estrés laboral, problemas económicos, trafico, prisas para todos lados y un larguísimo etc...
Para entender la comparación, normalmente nuestro sistema nervioso y organismo espera y funciona con estrés, pero de una intensidad alta y muy corta duración (por ejemplo el escapar de un enorme mamut); el problema está cuando ese estrés lo sufrimos de forma continuada, lo que hace que se cronifique y terminemos teniendo problemas en nuestro sistema nervioso y calidad de vida, en nuestra salud.
alimentación evolutiva
Para terminar, algo muy candente que tenemos en este nuevo siglo: el tema de las pantallas.
Nuestro súper organismo funciona de la siguiente manera: por medio de unos estímulos, en este caso la luz solar, sumado a la actividad y temperatura de nuestro cuerpo, sabe que es de día y es hora de salir a cazar y recolectar, con lo cual, segrega una serie de hormonas; al contrario, cuando cae la luz solar, disminuye la actividad e incluso la ingesta de alimentos (y por ende nuestra temperatura corporal), segrega otro tipo de hormonas como la mega famosa Melatonina, para prepararnos para algo tan importante como el descanso.
Si esos ciclos, ritmo circadiano, estímulos, los alteramos con pantallas de todo tipo, luz artificial, turnos de trabajo, etc. nuestra salud también se verá mermada por algún lado... sé que a veces no es factible por temas de trabajo, ocio... pero sí que se pueden emplear ciertas estrategias para  minimizar los riesgos.

¿Hay muchos estudios e investigaciones que demuestran su efectividad y beneficio?

Como hemos dicho antes, siempre es bueno, lógico y coherente, el guiarnos por los estudios, de hecho todo esto que hemos visto antes, está respaldado con estudios (aunque no os lo creáis), pero... qué mejor estudio que hacer lo que nuestro organismo espera y necesita ¿no? Nuestro organismo tiene una gran capacidad para sobrevivir, más de lo que nos imaginamos y, nunca mejor dicho visto la salud de la sociedad actual, ya que la gente sobrevive más que vive.
Por ejemplo, dogmas falsos sobre los ayunos, la proteína y grasa animal, huevo, etc… nuestros ancestros fueron capaces no solo de sobrevivir, sino de no extinguirse comiendo en su gran mayoría proteína y grasa animal, como indica un estudio reciente (a diferentes tribus situadas en diferentes zonas del planeta):
  • 46 tribus obtenían el 85% o más de su energía de carnes, pescados y huevos. Ninguna tribu obtenía este nivel de calorías de fuentes vegetales. En un entorno natural, sin acceso a la sección de verduras del supermercado, es imposible obtener suficientes nutrientes recolectando plantas.
  • 133 grupos obtenían el 65% o más de productos animales. Sólo en 8 tribus los productos vegetales representaban este porcentaje.
  • La media era de un 70% de productos animales y 30% de productos vegetales.

Además unas investigaciones en sociedades cazadoras y recolectoras (contemporáneas) muestran una prevalencia muy baja de enfermedades como diabetes, enfermedades cardiovasculares,depresión, alergias, cáncer, artritis...
Por lo tanto, regresar a una alimentación más similar a la de nuestros ancestros e intentar adoptar habitos ancestrales, en la medida de lo posible, mejoraría nuestra salud.

Aquí os dejo con varios estudios sobre el tema:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8077891

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/0002870372902992

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJM197104012841304

https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(17)30752-3/fulltext

https://www.jstor.org/stable/4602645?seq=1#page_scan_tab_contents

¿Cuál es tu consejo personal de salud para todos?

Mis consejos para intentar optimizar la salud son sencillos, como he dicho antes, adaptados a estos tiempos con algunas estrategias y trucos:
  • Comer comida real (sí, pueden haber excepciones... incluso alguna coca cola que otra)
  • Moverse, moverse y mucho, hacer ejercicio (con 20-30 minutos al día y 3 días a la semana es suficiente, no hay excusas)
  • Tener una buena salud emocional y social
  • Modular el estrés
  • Comer más grasa y proteína animal, ingerir menos hidratos de cierto tipo (cereales, legumbres, pasta, pan, etc.)
  • Exponerse a la luz solar
  • Algo de frío
  • Reducir las luces y actividad nocturna
  • Hacer algún que otro periodo corto de ayuno; no, no te va a dar un patatús ni te vas a caer mareado, a no ser que tengas alguna patología en concreto como azúcar o tensión baja, habría que adecuarlo; recuerda que nuestros antepasados no se levantaban, iban a la nevera o despensa y preparaban la mesa para un enorme desayuno, así que el desayuno es una comida más del día, si la haces y no, no ha de ser de cereales ni la típica de tostadas
  • Comer 3 veces al día es más que suficiente, tener un amplio abanico de frutas, verduras, proteína animal, etc.

A no ser que se empleen estrategias para conseguir algún objetivo en concreto y, con todo esto, ya sería una muy buena base para gozar y normalizar nuestra salud en general; por supuesto, hay  muchas más cosas detrás que se pueden y, a veces, deben personalizar a cada persona, no todos somos iguales y no todos metabolizamos las cosas de la misma manera.

Opiniones sobre Juan Pitarch Mas

No hay testimonios aprobados para ser mostrados!

Deja tu opinión sobre Juan Pitarch Mas

Check to approve saving of testimonial data

One thought on “LA ALIMENTACIÓN EVOLUTIVA (Juan Pitarch Mas – Naturópata – Valencia)”

  1. me ha gustado mucho la entrevista es clara y concisa deja ver puntos claves en la alimentacion como forma de evolucion en nuestra especie!
    gracias por darlo a conocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code