cuerpo fitness

Artículo escrito por Sergio Gómez Molina,
técnico superior en dietética, con máster en Nutrición Celular Activa (Nutergia) y monitor de actividades deportivas y funcional.


¿Son los "Influencers" la mejor influencia?

Hola amigos de Vidamassana.net, espero dar un prisma o visión sobre la salud, que creo que se aleja de la moda, sobretodo, de esa moda de “influencers” que tanto se da en la actualidad.

Sí, me refiero tanto a revistas de actualidad como de redes sociales, donde podemos encontrar gente anunciando salud con sus cuerpos “fitness”, adentrando al usuario hacia un estilo de vida de supuesta salud, es decir, cómo alimentarse, como entrenar y como hacerse la mejor foto con una frase célebre de algún filosofo o Paulo Coelho.
Pero, ¿dicen todo lo que hacen? Me explico… ¿esos cuerpos los consiguen sólo a base de entrenamiento, comida y suplementación deportiva que anuncian? ¿Lo hacen por mera educación de salud a los demás o lo hacen para ganar dinero con esos consejos y publicaciones?...

En efecto, si estás pensando lo mismo que yo no te equivocas.
La mayoría de estas personas, -que con todo mi respeto, se esfuerzan mucho en conseguir esos cuerpos y no le quito mérito alguno-, no lo consiguen sólo con esas comidas, entrenamientos y suplementación deportiva (ergogénicos) que muestran al público. Basta ya de engaños. Si lo cuentan que lo cuenten todo. Que cuenten que utilizan métodos anabolizantes para conseguir ese aspecto megamusculado, vascularizado y sobretodo, con ese perfil de grasa tan bajo con todo ese volumen muscular. La gente se merece sinceridad y no que jueguen con la falta de conocimiento de muchos.
Que cuenten que una vez consigues ese estado de forma, no quieres bajar de nivel, que el choque emocional cuando empiezas a perder esa forma es tan brutal, que se convierte en un círculo vicioso del cual es muy complicado salir. Porque amigos, estar así engancha, y para mi entender es otra manera de adicción. La adicción de tener un cuerpo de ensueño. Ello es una realidad de la que poca gente habla poco porque no es “políticamente correcto”, pero lo cierto es que el “culto al cuerpo” en ocasiones y no como norma general, lleva a la gente a “hacer lo que sea” para conseguir su objetivo.

Debemos mentalizarnos de que nuestro cuerpo se compone de masa libre de grasa, grasa y agua corporal: cada persona es un mundo dentro de la generalidad y está compuesta de una cantidad de cada uno de ellos, es decir, eres y vas a ser así.  ¿Se puede modificar y trabajar? Claro, pero con unos límites... se puede modificar por causas epigenéticas (deporte, modo o estilo de vida, factores ambientales, educación, cultura, costumbres, donde vives, situación sentimental, …).
Por ello, no todo el mundo es igual. Hay personas que haciendo poco deporte y comiendo mucho tienen un físico “espectacular” y gente que haciendo dietas drásticas o minuciosas tienen un cuerpo no tan “espectacular”. Hasta aquí, creo que todos estamos de acuerdo.

La imagen de "belleza y estética"

¿Y por qué esta moda? ¿Que está ocurriendo?... El problema de base es la imagen de “belleza y estética” que se está generando en la actualidad. Parece que todo el mundo debe trabajar o ser modelo para poder ser “normal”. Pero además de todo ello, más peligroso es asociarlo a la verdadera salud. Dicha imagen de la “belleza y estética”, está desajustada con la realidad además de ser un “engaño total” por parte de dichos “influencers” en las redes sociales. La frustración que producen en mucha gente, cuando haciendo lo mismo que ellos anuncian, no consiguen ese cuerpo.

Por ello creo que hay que explicarlo todo. Los pros y los contras.
Llegar a ese punto implica una dedicación total, y es muy lícito que alguien que viva de eso, o cobre por eso -o simplemente quiera vivir así y lo haga-, adquiera ese estilo de vida.
No cuentan que viven por y para un “like”, -que es otro nuevo fenómeno de adicción psicológica a tener en cuenta hasta en jóvenes y adolescentes-, y que no es más que otro negocio, otra forma de ganar dinero.
Que no cuentan que tras esas comidas tan divertidas (que por otra parte también requiere un tiempo y una disponibilidad que no todo el mundo tiene, por su modo de vida y trabajo o quehaceres), vida de ensueño viajando de aquí para allá, entrenando en los mejores gimnasios, hay prácticas no tan ortodoxas para llegar a su objetivo.

Como conclusión opino que tener un cuerpo perfecto no es gratis en ningún caso. Demanda una dedicación y una perseverancia que ralla “la obsesión” que es otro factor psicológico a tener en cuenta. Ante alguien que viene a consulta a conseguir estos objetivos, hay que ser honesto y explicarle que uno es como es, que tenemos un físico que podemos cambiar con unos límites y que sobrepasarlos puede pasar factura si nos equivocamos de camino. Que no hay que vender la “estética de Instagram” con la salud, la salud es algo muy serio y nada tiene que ver con eso. Que hay que comer sano, hacer deporte y ser feliz (pero no a costa de si estás espectacular o no). La moda juega con los sentimientos y la ilusión de mucha gente y no me parece justo.

La verdadera salud

En mi opinión, la salud va de tener una vida ordenada, con unos hábitos alimentarios adecuados a tus exigencias corporales, practicar deporte casi a diario, leer un buen libro, realizar actividades que te alejen del estrés ( l aire libre, la naturaleza), aprender a quererse uno mismo tal y como es, fijarse objetivos pero no convertirse en esclavo de ellos, vivir el presente y no estar preocupado por el futuro viviendo anclado en el pasado, dejar que la vida le sorprenda con cosas maravillosas como unas risas con tus amigos en una terraza, un “cumpleaños sorpresa” o un viaje exprés a un balneario en buena compañía.
La vida y la salud son los pequeños detalles y no la superficialidad. Disfruta de poder ESTAR, de SER, en definitiva… de EXISTIR.


Para contactar o saber más sobre Sergio Gómez Molina puedes leer su entrevista

o seguir sus publicaciones en @baransuholisticandwellnesscenter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code