ANTIINFLAMATORIOS NATURALES

Soy Enrica Castellar, farmacéutica y naturópata, especializada en Nutrición celular activa y creadora de esta página Vidamassana.net.

En este artículo os quiero hablar sobre las principales plantas antiinflamatorias utilizadas en medicina natural y como saber elegir entre ellas.

Inflamación y fármacos

Los síntomas clásicos de una inflamación se resumen en cuatro palabras:

  • dolor (causado por la compresión de las terminaciones nerviosas)
  • calor (aumento de la temperatura corporal)
  • hinchazón (se crea edema y, por lo tanto, estancamiento de líquido)
  • enrojecimiento (causado por un aumento del flujo sanguíneo y vasodilatación)

Los fármacos antiinflamatorios funcionan muy bien porque reducen la producción de mediadores inflamatorios y, en consecuencia, consiguen eliminar el dolor, bajar la temperatura corporal y reducir el hinchazón y el enrojecimiento.
En cambio pero son medicamentos sintomáticos, es decir, medicamentos que eliminan el síntoma pero no resuelven la raíz del problema.

Además, desafortunadamente no actúan solo en el sitio de inflamación que te gustaría y, aunque es muy probable que la inflamación al final se reduzca, hay efectos indeseables. Si la ingesta es habitual o si ya padeces de problemas de salud (mala circulación sanguínea, asma, alergia, formaciones de trombos, acidez gástrica, úlceras, insuficiencia renal, hipertensión, problemas hepáticos, edemas, retención de líquidos...) hay que tener en cuenta que estos medicamentos también pueden alterar el funcionamiento normal de:

  • vasos sanguíneos (vasodilatación y vasoconstricción)
  • bronquios (broncodilatación y broncoconstricción)
  • agregación plaquetaria
  • secreción gástrica
  • sensibilidad al dolor
  • temperatura corporal
  • riñones
  • hígado

Antiinflamatorios naturales

Es por eso que, aunque soy farmacéutica, aconsejo tomar antiinflamatorios naturales, sobretodo en caso de una inflamación crónica, como la osteoartritis, o una inflamación predecible, como el síndrome premenstrual. Puede que tarden un poco más en hacer el efecto deseado, pero luego podrás tomar el producto por más tiempo, reduciendo los efectos secundarios, y mejorando la inflamación y por lo tanto el dolor. En la naturaleza existen varios remedios útiles contra la inflamación, pero es importante elegir la mejor planta para cada dolor o inflamación. Cada una de estas plantas se diferencia de las demás por una acción específica sobre un determinado tipo de inflamación.

Antiinflamatorios para la gota, la artrosis y el bienestar de las articulaciones

  • Harpagofito (Harpagophytum procumbens): inhibe la misma enzima que los antiinflamatorios clásicos (COX2) sin producir tantos efectos secundarios y actúa en particular a nivel osteo-articular, por lo tanto, frente al reumatismo, artritis, osteoartritis, dolores articulares, tendinitis
  • Boswellia (Boswellia serrata): inhibe la cadena de inflamación actuando sobre la enzima 5-lipoxigenasa y por tanto sobre la formación de leucotrienos, mediadores de la inflamación. Es uno de los remedios más utilizados en caso de artrosis y reumatismos. Además es un inmunoregulador
  • Uña de gato (Uncaria tomentosa): importante en caso de artrosis, artritis y gota, para reducir significativamente el dolor
  • Curcuma (Curcuma longa): potente antiinflamatorio capaz de inhibir la producción de prostaglandinas, precursores de la inflamación, especialmente útil para la inflamación articular, dolor menstrual e inflamación intestinal
  • Grosellero negro (Ribes nigrum): inhibe la formación de histamina y estimula la producción de catecolaminas (hormonas antiinflamatorias), es excelente en caso de alergia, gota y artritis
  • Jengibre (Zingiber officinale): potente analgésico para masajes musculares y articulares y antiinflamatorio en caso de gripe, sinusitis, fiebre y artrosis

Antiinflamatorios para el enrojecimiento local

  • Manzanilla (Chamomilla matricaria): antiinflamatorio para ojos rojos, aftas, enrojecimiento y escozor de mucosas o piel, gingivitis
  • Caléndula (Calendula officinalis): rica en principios activos antiinflamatorios como el ácido salicílico y el ácido málico, es el antiinflamatorio de excelencia en caso de rojeces, desde una simple dermatitis del pañal hasta la dermatitis atópica y la psoriasis
  • Comino negro (Nigella sativa): rico en ácidos grasos omega 3 y 6, calma y purifica, muy útil en caso de acné, eccemas, granos, psoriasis


Antiinflamatorios para el tracto genito-urinario e intestinal

  • Milenrama (Achillea millefolium): rica en el ingrediente activo azuleno, se utiliza en caso de gastritis y úlceras, inflamación de las venas y síndrome premenstrual
  • Cola de caballo (Equisetum arvense): una de las plantas más ricas en minerales, es un buen antiinflamatorio para el tracto urinario y la próstata
  • Cúrcuma (Curcuma longa): potente antiinflamatorio capaz de inhibir la producción de prostaglandinas, precursoras de la inflamación, especialmente útil para la inflamación articular, el dolor menstrual y la inflamación intestinal
  • Onagra (Oenothera biennis): rica en ácidos grasos omega 6 (GLA) que estimulan la producción de prostaglandinas antiinflamatorias, es fundamental en caso de síndrome premenstrual, dermatitis y eccema atópico
  • Malva (Malva sylvestris): rica en mucílagos, es excelente en caso de inflamación respiratoria (dolor de garganta, bronquitis, asma), inflamación del tracto urinario (nefritis, cistitis) e inflamación del aparato digestivo (úlcera, gastritis, divertículos)

    Antiinflamatorios para el tracto respiratorio, gripe y dolor de cabeza

    • Sauce (Salix alba): precursor de ASPIRINA®, por su contenido en ácido salicílico, se utiliza para diversos tipos de dolores (cefalea, menstruación, ciática, dolores musculares, ...), fiebre, gripe y resfriado
    • Reina de los prados (Spirea ulmaria): también rica en ácido salicílico, inhibe la formación de prostaglandinas, mediadoras de la inflamación, y es una buena alternativa en caso de dolores de cabeza, gripe y fiebre
    • Malva (Malva sylvestris): rica en mucílagos, es excelente en caso de inflamación respiratoria (dolor de garganta, bronquitis, asma), inflamación del tracto urinario (nefritis, cistitis) e inflamación del aparato digestivo (úlcera, gastritis, divertículos)
    • Jengibre (Zingiber officinale): potente analgésico para masajes musculares y articulares y antiinflamatorio en caso de gripe, sinusitis, fiebre y artrosis
    • Grosellero negro (Ribes nigrum): inhibe la formación de histamina y estimula la producción de catecolaminas (hormonas antiinflamatorias), es excelente en caso de alergia, gota y artritis

    Busca siempre la causa de tu inflamación

    Aunque sean plantas medicinales, no son el remedio final y no prometen milagros. Te ayudarán, pero lo más importante lo harás tu: busca siempre la causa real de tu inflamación.

    No tiene mucho sentido tomar un medicamento o una planta antiinflamatoria para un dolor de cabeza que se repite constantemente... la solución no se encontrará en un antiinflamatorio, sino en la solución del problema real: ¿puede ser provocado por un desarreglo hormonal, estrés, mala digestión?
    El cuerpo es muy sabio y te está indicando que algo no funciona. Investiga más y busca lo que no está funcionando bien dentro de ti.

    Si quieres saber más sobre la salud de tus células no dudes en pedirme
    el TEST DE NUTRICIÓN CELULAR para un asesoramiento personalizado.

    €20,00 Precio habitual €25,00

     Ver Test 


     

    Dejar un comentario

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados