PREVENCIÓN DEL ENVEJECIMIENTO CEREBRAL

Soy Enrica Castellar, farmacéutica y naturópata, especializada en Nutrición celular activa y creadora de esta página Vidamassana.net.
El envejecimiento es un proceso natural, universal (propio de todos los seres vivos) e irreversible (no puede detenerse o revertirse). A medida que envejecemos ocurren dos fenómenos paralelos: una declinación fisiológica normal y un aumento en la prevalencia de ciertas enfermedades (ej. osteoporosis, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, cataratas, cáncer,…); aunque estos procesos se influencian entre sí, la declinación fisiológica es independiente del desarrollo de las enfermedades. Es muy probable que el envejecimiento del organismo no ocurra por un único motivo, sino por la suma de múltiples factores y procesos, cuyo balance general determina que el individuo envejezca.

Hay muchas teorías que explican el proceso del envejecimiento, vamos a ver las más estudiadas:

  • Teoría del ritmo de la vida: las células del cuerpo se van estropeando con el pasar del tiempo debido a su uso, propio como ocurre con los componentes de una máquina
  • Teoría de la intoxicación por sustancias intrínsecas: durante la vida en el interior o exterior de las células se acumulan sustancias de desecho y productos del metabolismo
  • Teoría de los genes: deterioro de los cromosomas o existencia de uno o más genes que se inactivan, provocando el envejecimiento
  • Teoría del estrés oxidativo: el envejecimiento es el resultado de una inadecuada protección contra el daño producido por los radicales libres, o sea moléculas inestables y altamente reactivas, que alteran las funciones de proteínas, grasas, polisacáridos y ácidos nucleicos, producen daño a través de reacciones oxidativas y por lo tanto aceleran el envejecimiento del cuerpo
    En realidad, el mismo cuerpo genera radicales libres para controlar el tono muscular, eliminar bacterias, regular la actividad de órganos y vasos, producir de energía a partir de oxígeno,... y además, posee unos mecanismos de defensa (moléculas llamadas antioxidantes endógenos) para prevenir el daño. El problema se verifica cuando la producción de radicales libres es superior a la normalidad, los antioxidantes endógenos no son suficientes para neutralizar este exceso y el organismo entra en estrés oxidativo.

Por otro lado, es evidente que existen factores ambientales y comportamentales que pueden colaborar a la formación de radicales libres y envejecimiento en general:

  • el uso de tabaco: los fumadores pueden presentar ciertas manifestaciones de envejecimiento prematuro ya que los cigarrillos son una fuente considerable de radicales libres
  • la exposición repetida a la luz UV puede provocar un envejecimiento prematuro de la piel, por las mismas razones
  • el utilizo crónico de algunos fármacos para la hipertensión, para el colesterol alto, píldoras anticonceptivas, corticoides, antibióticos,…
  • el estrés crónico, el alcohol, una dieta no saludable rica en proteínas y grasa animal (exceso de calorías)
  • la contaminación ambiental
  • el exceso de deporte

Alimentación anti-envejecimiento

El cerebro está compuesto sobre todo de ÁCIDOS GRASOS y por eso es muy importante nutrirlo con “ácidos grasos buenos” que permitan la transmisión de los impulsos entre las neuronas, ayuden la memoria, activen el cerebro y aumenten la concentración. Los más importantes son el ácido linolénico, Omega 3, y el ácido

linoleico, Omega 6 que encontramos, por ejemplo, en aceitunas, frutos secos, semillas, pescado azul, aceite de germen de trigo, aceite de lino.

Otros componentes fundamentales para el sistema nervioso son los AZÚCARES para obtener energía (no buscaremos los simples sino los complejos como los cereales integrales, las legumbres, algunas frutas y verduras) y las PROTEÍNAS para la producción de neurotransmisores y hormonas.
La OMS (Organización Mundial de la Salud) sugiere que el 75% de las proteínas que ingerimos sea de origen vegetal, debidamente combinadas con lácteos, quesos y huevos (en cantidades moderadas) para aportar todos los aminoácidos esenciales (aminoácidos que el cuerpo no es capaz de producir).

Finalmente, una correcta HIDRATACIÓN es importante para concentración, atención y memoria.

Vamos a ver ahora alimentos específicos que nos pueden ayudar a envejecer bien:

  • entre la fruta (en general, si se puede, hay que comer la
    piel, que es donde hay más antioxidantes): guava, ciruela, mango, manzana, granada, aguacate, melón, papaya, fruta del bosque, fresa, uva negra, albaricoque, melocotón, platano, pomelo, kiwi, pera, tomate.
  • Entre la verdura: zanahoria, pimiento amarillo o rojo, remolacha, espinacas, ajo, cebolla, berenjena y todas las crucíferas (col, brécol, coliflor, coles de Bruselas, nabos,...) que contienen principios activos, como clorofila y carotenoides, que fortalecen el aspecto desintoxicador del cuerpo.
  • Miso o sea una proteína vegetal, obtenida por fermentación de la soja que nos protege de las radiaciones.
  • Té verde con propiedades antioxidantes y diuréticas, estimulador del metabolismo, para el buen funcionamiento del corazón y del cerebro.
  • Algas como espirulina, nori, kombu.
  • Especias como cúrcuma, canela, azafrán, jengibre.
  • Entre los cereales: quínoa (rico en magnesio, fosforo, hierro, cinc, vitaminas E y B, aminoácido lisina), arroz negro o rojo (rico en antocianinas útiles para bajar el nivel de grasas en la sangre).
  • Entre las bayas, las de Goji, ricas en minerales, oligoelementos, vitaminas, carotenoides, ácidos grasos esenciales.

Antioxidantes anti-envejecimiento

Cada antioxidante tiene un poder específico para neutralizar una clase especifica de radicales libres, por eso hay que variar lo que se toma o se come para que actúen de manera sinérgica. Entre los antioxidantes más utilizados y recomendados encontramos:

  • COENZIMA Q10: produce energía y mejora el utilizo de oxígeno
  • VITAMINA E: protege especialmente las membranas, muy utilizado para problemas dérmicos como psoriasis, dermatitis, eccemas,…
  • VITAMINA C: imprescindible para el crecimiento y la reparación de los tejidos y además destaca por su capacidad de estimular el sistema inmunitario
  • SELENIO: repara los tejidos y purifica el organismo. Su acción antioxidantes se realiza conjuntamente con la vitamina E
  • ZINC: favorece la eficacia inmunitaria y ejerce un efecto antivírico
  • FLAVONOIDES: pigmentos naturales, alrededor de 3000(ej. hesperidina, rutina, quercitina, taninos, isoflavonas,...), con acción antioxidante y antiinflamatoria, mejoran la resistencia de los vasos sanguíneos . Los encontramos en bayas como arándanos, arándanos rojos, moras, uvas negras, frambuesas, fresas, cerezas y uvas rojas; fruta como plátanos, cítricos, manzanas, peras, ciruelas y albaricoques; frutos secos, legumbres, vegetales como pimientos, tomates, berenjenas, judías verdes, brócoli, remolacha, cebolla; en eneldo, perejil , tomillo, alcaparra, chocolate de variedad amarga, vino tinto, té (negro, rojo y verde).
  • ANTOCIANINAS Y PYCNOGENOLES: sustancias con estructuras similar a la de los flavonoides con un poder antioxidante muy elevado (en el pino marítimo, semillas de uva, manzana, fresa, arándanos,…)
  • CLOROFILA: depurativa, antibactericida, antiinflamatoria y cicatrizante
  • RESVERATROL: antioxidante muy potente, extraído de la uva roja
  • GINKGO BILOBA: cuida la salud del cerebro ya que ayuda a evitar la pérdida de neuronas y la obstrucción de los vasos sanguíneos cerebrales.

Más consejos...

Además de todas estas sustancias maravillosas, existen algunos hábitos que puedes introducir en tu vida para envejecer de una forma más saludable: la más importante es seguir una alimentación correcta, sin exceso de grasas y proteínas y rica en fruta y verdura.

Recupera el contacto con la naturaleza y evita la exposición a compuestos tóxicos: un paseo en el parque, una excursión en la montaña, un día de playa,... busca tu forma para alejarte de las ciudades.

Recuerda la importancia de las relaciones personales y ¡apaga móvil, televisión, ordenador y tablet! Las mejores conversaciones no se tienen por internet y las mejores experiencias se consiguen saliendo de casa y disfrutando al 100% de lo que se hace, sin mirar a una pantalla (cuanta gente se ve hoy en día sentado a una mesa, sin mirar la persona que tiene por delante).

Haz ejercicio físico, lee, aprende cosas nuevas, no deje de  tener curiosidad para lo que te rodea, cambia de opinión de vez en cuando, equivócate, intenta lograr tus sueños.

Si necesitas un asesoramiento personalizado,
¡ pide una CONSULTA ONLINE conmigo!

€20,00 Precio habitual €25,00

 Ver Test 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados